Top 5 criptomonedas deflacionarias

El mundo está cambiando a pasos agigantados y las finanzas digitales están teniendo un efecto mayor en nuestras vidas de lo que podríamos haber imaginado. La tecnología Blockchain ha traído una nueva era a las finanzas digitales, lo que ha llevado a un número creciente de personas a invertir en criptomonedas y agregar activos digitales a sus estrategias de inversión y comercio. La cantidad de criptomonedas disponibles en el mercado también está creciendo rápidamente. Con más de 11 000 proyectos de criptomonedas disponibles, la capitalización del mercado de criptomonedas representa más de 2 billones de dólares, y los analistas esperan que esta cifra siga aumentando.

Criptomonedas deflacionarias

¿Qué es una criptomoneda deflacionaria?

Una criptografía deflacionaria es una moneda digital diseñada para reducir la oferta con el tiempo. El objetivo principal de las criptomonedas deflacionarias es evitar que el mercado financiero digital se inunde con activos digitales a lo largo del tiempo y, al mismo tiempo, aumentar el valor de la moneda.

En un escenario perfecto, las criptomonedas deflacionarias reducen su oferta en un 2% anual. Hagamos algunos cálculos rápidos. Si hay 50 000 monedas en oferta en 2022, para 2023, ese número será 49 000, 48 020 para 2024, 47 060 para 2025, y así sucesivamente. La oferta reducida de monedas dará como resultado una mayor demanda de la criptomoneda en cuestión y aumentará su valor.

Lista de mejores criptomonedas deflacionarias

Bitcoin (BTC)

No hay duda de que Bitcoin es sinónimo de criptomoneda para muchos de nosotros. Uno de los primeros activos digitales que se lanzó en el mercado digital ocupa el primer lugar en la lista de criptomonedas deflacionarias por una razón. Bitcoin es una cripto tanto inflacionaria como deflacionaria. Es inflacionario en el sentido de que se agregan más monedas al suministro a través del proceso de extracción (minería).

Bitcoin también es deflacionario porque las recompensas de los mineros se reducen a la mitad una vez cada cuatro años. El suministro máximo de Bitcoins es de 21 millones. Una vez que se alcance este número, no se crearán más monedas y los mineros no obtendrán más recompensas en bloque.

Binance Coin (BNB)

La moneda nativa de la red Binance utiliza el enfoque Buyback-and-Burn, a través del cual el equipo de Binance disminuye la cantidad de monedas BNB. Recompran monedas de inversores que obtuvieron más del 20% de ganancias en el último trimestre y las envían a direcciones muertas. Inicialmente, el suministro total de monedas Binance era de 200 millones de monedas criptográficas deflacionarias.

La red Binance tenía un plan para quemar aproximadamente la mitad de ellos para alcanzar los 100 millones de monedas. El 18 de octubre de 2021, Binance completó la decimoséptima quema trimestral de BNB, cuando se quemaron 1,335,888 BNB. A partir del 16 de enero de 2022, el suministro total de monedas BNB es de 166 801 148,00 BNB.

Litecoin (LTC)

Las recompensas mineras de LTC se reducen a la mitad una vez cada cuatro años, lo que hace que la producción de Litecoin disminuya con el tiempo. Se detendrá una vez que el número de suministro alcance los 84 millones de monedas.

PancakeSwap (CAKE)

La moneda nativa del ecosistema PancakeSwap viene a continuación en nuestra lista de criptomonedas deflacionarias. Aunque el activo criptográfico no tiene un suministro máximo, utiliza el enfoque Coin Burn para mantener su suministro bajo control. El suministro de CAKE se reduce todos los días en -560 400 y por bloque en -18.

Ripple (XRP)

XRP es otra criptomoneda deflacionaria digna de ser mencionada en esta lista. Al extraer XRP, debe pagar tarifas por cada transacción. Estos cargos no se envían a ninguna autoridad central ni como recompensa a los validadores. En cambio, se queman, lo que convierte a XRP en una moneda criptográfica deflacionaria.

SafeMoon

Esta moneda de criptomoneda deflacionaria se lanzó como una solución a los problemas con las recompensas de «agricultura», donde los primeros participantes obtienen recompensas significativas de los APY más altos y los recién llegados no generan muchas ganancias. SAFEMOON utiliza el método Burn-On Transaction y cobra una tarifa del 10 % por transacción. El contrato vende el 2,5% de este cargo en BNB (quema).

Conclusión

También hay otras criptomonedas deflacionarias disponibles, como Ethereum Classic (ETC), Tenset (10SET), Filecoin (FIL), Bomb (BOMB), Nuke (NUKE) y más. Su valor también aumenta a medida que el porcentaje de su suministro se quema con el tiempo. Su rareza hace que estas monedas sean una inversión rentable porque son resistentes a los aumentos repentinos de la inflación.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.