Tipos de crédito

Existen diversos tipos de productos crediticios que pueden ser contratados, por ejemplo:

Créditos al consumo

Se utilizan para el pago de bienes y servicios. La tarjeta de crédito, el crédito de nómina y el crédito personal son ejemplos de este tipo de créditos.

Tipos de Crédito

Tarjeta de crédito. Es un medio de pago que permite realizar compras en establecimientos comerciales sin cargar efectivo. Se trata de un crédito revolvente, es decir, cuando compras con la tarjeta utilizas la línea de crédito, pero esta puede recuperarse conforme se vayan realizando los pagos. Si bien, es muy utilizado por los mexicanos, el instrumento es de los más complicados de administrar.

  1. Fecha de corte: Es el día del mes en que termina e inicia un nuevo período de registro de lo que gastas en la tarjeta.
  2. Fecha límite de pago: Es la fecha que tienes para realizar el pago y no caer en morosidad.

Al momento de adquirir una tarjeta de crédito, se debe tomar en cuenta lo siguiente:

• La institución financiera con la que se solicitó el crédito enviará un estado de cuenta mensual al domicilio que se haya registrado o a través de un medio digital (celular o Internet), en el cual se muestra el monto del adeudo, los gastos realizados, la fecha límite para hacer el pago, su monto, el importe para no generar intereses o bien el pago mínimo, así como el detalle de todas las compras y pagos realizados en el periodo correspondiente.

• Es recomendable que se pague más del mínimo ofertado por la institución que ha emitido la tarjeta crediticia, ya que, si solo se paga el mínimo, se terminará por pagar más intereses y llevará mucho más tiempo liquidar tu deuda; podrías acabar pagando tres o cuatro veces el equivalente al importe de tu compra.

• Es posible además aprovechar los meses sin intereses, ya que este esquema permitirá adquirir productos y servicios al mismo precio que si se compraran de contado; la condición es no atrasarse en los pagos mensuales, de otra forma se generarán intereses por la parte vencida como si formaran parte de tu línea de crédito normal.

• Lo más adecuado es ser un cliente “totalero”, es decir pagar el total de los consumos realizados, con lo cual se evitará pagar intereses y te podrás financiar hasta por 45 días.

Crédito de nómina.

Es el préstamo que ofrece una institución financiera, el cual toma como respaldo el salario que recibe el trabajador. Es importante que el pago del crédito no afecte los gastos básicos como renta, luz, teléfono, agua, etc.

En este caso, la frecuencia de pagos puede variar, ya que se determinará con base en el pago de nómina (quincenal, mensual).

Crédito personal

Es un crédito que se puede solicitar en alguna institución financiera, la cual solicitará un aval o garantía. No considera un destino fijo y puede utilizarse para distintos fines, por ejemplo:

  • Imprevistos
  • Enfermedad o accidente
  • Comprar bienes duraderos
  • Liquidar otras deudas más caras

Crédito hipotecario

Es el crédito que permite adquirir, construir e incluso remodelar una casa o departamento y está respaldado por el bien inmueble. Este tipo de créditos son a largo plazo, por lo que se tiene que considerar si será posible afrontar el compromiso, tienen asociados usualmente un seguro de daños, uno de vida y por desempleo.

Crédito Empresarial

Es utilizado por aquellas personas que desean iniciar o ampliar un negocio, algunos de éstos son accesibles y de bajo monto (microcréditos). Éstos son útiles para la adquisición de maquinaria y herramientas de trabajo o en la compra de mercancías y materias primas.

Crédito automotriz

Se utiliza para la compra de un auto nuevo o usado en el cual, el bien adquirido se queda como garantía del pago. Lo ofrecen los bancos, las agencias automotrices y de autofinanciamiento para distintos plazos.

Leer más sobre los créditos

Fuente: CONDUSEF – Consultada el 5/11/2020

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *