Razones para presentar la declaración anual sin necesitarlo

Un trabajador asalariado, que tiene una relación patronal, debe pagar el impuesto sobre la renta (ISR) de los ingresos que percibió durante el año. En este caso, todos los patrones están obligados a retener este impuesto y entregarlo al Servicio de Administración Tributaria (SAT) mensualmente. Para los trabajadores que tienen ingresos menores a $400,000 pesos anuales ($33,333 al mes), el patrón podría calcular y reportar el impuesto anual a solicitud de éstos; en caso contrario, cuando deseen presentar la declaración anual para obtener un beneficio fiscal, tienen la opción de comunicarlo a sus patrones y solicitarles el envío de la constancia de sueldos y salarios.

Impuestos SAT

Entonces, cuando llega abril, el momento de la declaración anual, en realidad sólo se hace un corte, un balance general del año, y es ahí cuando se aplican las deducciones personales, las cuales para la gran mayoría de los contribuyentes representan un saldo a favor.

Deducciones personales

Son los gastos que como contribuyente tienes derecho a disminuir de tus ingresos acumulables en la Declaración Anual del ejercicio, como por ejemplo:

  • Honorarios médicos, dentales y por servicios profesionales en materia de psicología y nutrición.
  • Gastos hospitalarios y medicinas incluidas en facturas de hospitales.
  • Compra de lentes ópticos graduados para corregir efectos visuales.
  • Primas por seguros de gastos médicos, complementarios o independientes de los servicios de salud proporcionados por instituciones públicas de seguridad social.

Otro punto importante es que conceptos como colegiaturas tambien pueden ser deducidos.

  • Colegiaturas en instituciones educativas privadas con validez oficial de estudios. Desde nivel preescolar hasta bachillerato o equivalente, por los montos siguientes (límite anual de deducción): *
    • Preescolar: 14,200 pesos.
    • Primaria: 12,900 pesos.
    • Secundaria: 19,900 pesos.
    • Profesional técnico: 17,100 pesos.
    • Bachillerato o su equivalente: 24,500 pesos.

Otros deducibles

  • Gastos funerarios de tu cónyuge o concubino/a, así como para tus padres, abuelos, hijos y nietos, podrás realizarlos con cualquier medio de pago y debes contar con la factura.
  • Intereses reales devengados y efectivamente pagados por créditos hipotecarios, destinados a tu casa habitación, contratados con el sistema financiero, INFONAVIT o FOVISSSTE, entre otras, y siempre que el crédito otorgado no exceda de setecientas cincuenta mil unidades de inversión.
  • Donativos otorgados a instituciones autorizadas para recibir donativos.

Algo que debes considerar es que el monto total de las deducciones personales (excepto gastos médicos por incapacidad y discapacidad, donativos, aportaciones voluntarias y aportaciones complementarias de retiro, así como estímulos fiscales) no puede exceder de cinco Unidades de Medida y Actualización (UMA) anuales o del 15% total de tus ingresos, incluidos los exentos, lo que resulte menor.

Así que aprovecha y calcula si podrías obtener un saldo a favor, al presentar tus deducciones en tu Declaración Anual.

Puedes leer más información sobre la declaración anual en el portal del SAT

        

1 comentario en «Razones para presentar la declaración anual sin necesitarlo»

  1. Pingback: Gastos ocultos de un Freelancer - Finanzas Amigables

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *