Las 3 mejores excusas para no Invertir

A la hora de tomar la decisión de embarcarte en una aventura de inversión o no, deja a un lado las excusas y reflexiona sobre los auténticos motivos y motivaciones para hacerlo o no.

Pretextos Inversion

Tenemos que aprender a diferencia lo que son excusas provocadas por la aversión al cambio, y lo que son auténticas razones que nos ayudarán a tomar la decisión.

A continuación te presentamos las mejores o peores excusar para no invertir

Soy muy joven/viejo

Nunca seremos muy viejos o muy jóvenes para seguir nuestros sueños. Es común pensar de jóvenes que todavía nos queda tiempo, que no es el momento, pero cuando llegamos a cierta edad van llegando las responsabilidades, las cargas familiares,  y es entonces cuando comenzamos a ver que ya es muy tarde.

Si eres muy joven tienes grandes oportunidades, quizás vives con tus padres y no tienes que pagar renta, tienes más tiempo y no tienes familia por la que velar. En este momento es cuando puedes dedicar más tiempo, energía y creatividad.

Cuando eres mayor, tienes una mejor visión de la vida y de los negocios,  tienes experiencia que has adquirido con los años, tanto en lo personal como en lo profesional, y es probable que tengas más dinero para invertir.

No tengo tiempo

El problema con el tiempo no es que no lo tengas, es que no lo administras como deberías. Cuando estás dispuesto a hacer ciertos sacrificios por un proyecto, cuando aprendes a establecer prioridades y a administrar el tiempo adecuadamente, el tiempo aparece.

Todo es cuestión de prioridades en esta vida. Quien de verdad quiere hacer algo encuentra tiempo para hacerlo, lo demás son excusas. Y no solo hablo de emprender o invertir, también de hacer deporte, leer, hacer excursiones, pasar tiempo con tus hijos.

No tengo dinero

La mayoría de los inversores exitosos han comenzado con poco o nada, así que esto no puede ser una excusa. Muchas de las grandes compañías que conocemos en la actualidad nacieron en un garaje, solo con una idea y ganas, muchas ganas.

Otras excusas que quizás tú mismo has dicho:

  • No estoy preparado.
  • No tengo ninguna idea de como iniciar.
  • No tengo contactos que me puedan ayudar.

Esta es una decisión que tampoco debes tomar a la ligera, debes ser responsable y disciplinado para que logres los resultados con éxito, aprovecha el material disponible de Finanzas Amigables para prepararte.

Leer más sobre inversiones

Etiquetas:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *