La verdad de las apuestas deportivas

La gran pregunta y duda que muchas personas tienen antes de apostar, es que tanto dinero deben colocarle a la opción que creen ganadora, o por otro lado, ¿si se convertirá en una víctima de la famosa ludopatía? Pero todo esto no evita que las apuestas y la industria de las apuestas siga creciendo y subiendo como la espuma.

Antes que nada es importante saber realmente que significa esta patología.

La ludopatía es una patología que consiste en la alteración del comportamiento por la que el individuo experimenta una necesidad incontrolable de jugar, por encima de cualquier consecuencia negativa. Está reconocida como enfermedad por la OMS y por la Asociación Americana de Psiquiatría (APA).

Si admites que puedes tener un problema de adicción a las apuestas, habla con tu médico acerca de la posibilidad de someterte a una evaluación o busca la ayuda de un profesional de salud mental.

Da click aquí para leer más sobre la ludopatía en el sitio oficial de la Clínica Mayo

Estafas

Este es el principal riesgo que se puede correr cuando realizas una actividad que ha sido vista con malos ojos ante la sociedad y como una cuna de lavado de dinero. Aunque esto ha cambiado con el paso de los años gracias a la evolución en materia legislativa para cada país, existen ciertos vacíos legales en las cuales los estafadores ponen su mirada para aprovecharse de la gente.

Quiebra total

Si te vuelves adictivo a las apuestas deportivas pierdes el control de tus acciones queriendo apostar cada día más, por lo que te sumergirás en deudas cada día más, haciendo imposible el pago de las mismas, pudiendo caer en una quiebra inminente.

Lo recomendable es realizar apuestas ocasionales, poco frecuentes, que no pongan en peligro el ni el patrimonio ni el bienestar de tu situación financiera, documentarte sobre las legislaciones locales y sobre todo, conocer bien a tu corredor de apuestas.

¿Existen las apuestas sin riesgo?

Las apuestas sin riesgo son aquellas en las que no ponemos en juego nuestro dinero, es decir, jugamos con un bono o un saldo proporcionado por la propia casa de apuestas, la cual, nos ha ofrecido a través de alguna promoción específica. Las promociones de apuestas sin riesgo exigen normalmente realizar una apuesta previa con nuestro saldo para recibirla. Por lo cual debes de ser cauteloso y leer los terminos y condiciones.

Apuestas deportivas

Es evidente que pretenden que seas un cliente asiduo, pero hay un principio psicológico llamado efecto Lake Wobegon que explica como una persona puede sentirse que puede estar por encima de la media.

Conclusión

En resumen, el mundo de las apuestas tiene dos caras muy distintas y contrastantes, tanto la positiva como la negativa. Debemos tener ambas muy en cuenta y siempre ser conscientes de lo que estamos haciendo, que es simplemente jugar con nuestro dinero.

¿Qué opinas de las apuestas deportivas?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *