La paradoja de «recordaré hacerlo»

¿Cuántas veces te has dicho a ti mismo que te acordarás de completar una tarea, solo para darte cuenta horas más tarde de que nunca lo lograste?

Recordando

Puede ser un recado rápido, una tarea simple o incluso un hábito que solo requiere unos minutos de tu tiempo (como tomar una vitamina o usar hilo dental).

Algunas acciones parecen tan fáciles de completar que no crees que sea importante crear un recordatorio para realizarlas. Son demasiado pequeñas para fallar. Pero déjame preguntarte esto:

¿Cuántas veces has cumplido con una de estas simples tareas?

Apuesto a que no muy a menudo. Esa es la paradoja cuando se trata de estos pequeños hábitos. Son muy fáciles de hacer, pero se pasan por alto porque no hay una consecuencia negativa por no completarlos. Si bien cada pequeña acción no requiere mucho esfuerzo, aún necesita un marco que garantice que lo harás el 100% de las veces.

Específicamente, cada acción requiere un recordatorio para completarla. Dicho esto, si llenara su vida con docenas de alertas, alarmas y notas Post-it, probablemente te volverías loco con una sensación de estar abrumado.

Como probablemente has experimentado, no es fácil desarrollar nuevos hábitos. Ya tienes muchas tareas en tu vida, con una lista de obligaciones cada vez mayor. Por lo tanto, puede parecer imposible agregar algo nuevo a su rutina diaria.

Mi opinión es que no solo tienes tiempo suficiente para desarrollar un solo hábito nuevo, sino que es posible agregar docenas de hábitos a tu ajetreado día sin que esto afecte negativamente tu vida. Todo lo que necesitas hacer es:

  1. Identificar esas pequeñas acciones importantes
  2. Agrúparlos en una rutina con acciones igualmente importantes.
  3. Programar una hora específica cada día para completar esta rutina.
  4. Utilizar un disparador como recordatorio para completar estas actividades.
  5. Utilizar algún método sencillo para documentar las actividades.

Por ejemplo, Kanban es un método gráfico que nos permite ver como funcionan y se relacionan nuestras actividades. Que tan ocupados podemos estár en un momento dado.

En otras palabras, nos permite ordenar nuestras actividades de forma clara!

Kanban Tablero

Kanban te permite visualizar el flujo de trabajo, dividiendo las actividades en segmentos o estados, ademas de poder limitar las actividades que tienes en proceso para asegurar que no entre más trabajo del que puedes realizar. Al utilizar un sencillo tablero y seguir una serie de pasos de esta metodología le puedes dar orden a tu día.

¿Quieres conocer más sobre Kanban? Te recomendamos este curso de Udemy donde podrás aprender como implementar en poco tiempo esta metodología.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *