El trading no es una moda pasajera

Es verdad que el trading está de moda, se oye hablar de él en muchos lados y no precisamente en el estacionamiento en Wall Street. Varias son las causas que permitan explicar esta popularización.

Las nuevas tecnologías han permitido que hoy cualquiera que tenga un ordenador puede entrar en todos los mercados mundiales. Los mecanismos de inversión son casi infinitos, teniendo como principales negocios las divisas, el oro, la plata, índices y acciones.

Ademas, las campañas de marketing agresivas que los brokers lanzan a lo largo de internet, con anuncios que dicen que puedes operar en la bolsa desde 100 pesos, o todavía peor, te ofrecen tus primeros 100 pesos para operar en el mercado nacional. Junto con la multitud de libros publicados, han hecho que gran número de personas conozcan la palabra trading.

Trading

Si a todo esto le añadimos la bajada de los precios de los ordenadores, el facil acceso a internet y el abaratamiento de las comisiones para operar en la bolsa. Es comprensible que el trading haya dejado de ser algo lejano diseñado solamente para los millonarios y sea ahora un excelente plan B para cualquier inversor.

Sea por las causas que sean, el trading no es una moda pasajera, esta cultura ha llegado para quedarse.

El trading se presenta como una alternativa para todos los que tengan unos ahorros y no desean ver cómo la inflación y los bajos intereses que ofrecen los bancos hagan menos tu dinero a lo largo de los años.

El protagonista del trading

El protagonista del trading es el trader, una persona que opera en los mercados financierso, cabe resaltar que operar es muy diferente a jugar, hay que hacer hincapié en esto porque en el juego entra en acción el azar y la suerte, mientras que en el trading no.

Cuando vamos al casino a jugar, tenemos las mismas posibilidades de ganar o perder, ya que son juegos de azar que no tienen un método especifico.

El trader trabaja a tiempo real, ya que el suministro de datos e información de oferta y demanda se ve en el mismo momento en el que se produce. Esta información es fundamental para poder tomar una decisión adecuada ya que el tiempo en esta profesión puede ser letal si hay retraso.

De acuerdo al tipo de inversor que seas deberás enfocarte en un tipo u otro de operativa bursátil.

Da click aquí para conocer tu perfil de inversionista

En cuanto a la forma de hacerlo puede variar en el tiempo. Por ejemplo, se puede hacer un trading en el mismo día, de modo que nuestras posiciones se abren y cierran en un día. También puede ser más largo, y nuestras posiciones podrían no cerrarse en semanas o incluso en meses.

La posibilidad de ganar grandes cantidades en pocos minutos es jugosa, pero también puede suponer un arma de doble filo. Hay que operar con mucho cuidado.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *