Consejos para hacer compras inteligentes

Con tantas ofertas y descuentos en linea, es dificil evitar hacer compras que en ocasiones parecen apresuradas, en este articulo te dejamos algunas recomendaciones para hacer compras inteligentes en este fin de año.

Decidir Compra

1. Aprovecha las tiendas en linea: 

Gracias al internet puedes comprar muchos productos o servicios desde la comodidad de tu casa, la oferta es diversa y los precios también. Infórmate de las opciones de pago en línea, compara tus artículos en los diferentes tiendas, como Mercado Libre y Amazon, o quizá acercate a los productores directamente. También puedes usar aplicaciones que te ayuden a informarte mejor revisando la opinión de otros compradores. 

2. Diferencía entre algo que necesitas y algo que deseas

Las necesidades básicas son un hogar, comida, ropa, salud, etc., pero tambien existen algunos deseos que normalmente son “lujos”.

No está mal darnos un “gusto” de vez en cuando, el problema ocurre cuando las prioridades están mal planteadas y descuidamos las necesidades reales por darnos esos lujos o también, cuando los compramos endeudándonos limitando nuestros ingresos futuros por un placer excesivo que quizá dejemos de utilizar en poco tiempo.

3. No hagas compras si estás triste o molesto

Evita hacer compras si estás alterado emocionalmente. Si estás deprimido, estresado o muy contento, podrías no tener la capacidad de tomar una buena decisión financiera. Una mente en calma y con mucha información toma mejores decisiones. 

4. No hagas compras comprometedoras cuando estás en una crisis 

Cuando estamos en una crisis económica es inevitable no hacer recortes en el presupuesto. Pero ten presente que hay gastos que no deben reducirse a no ser que sea indispensable hacerlo. Estos son los relacionados al acceso a la tecnología, información, salud, inversión y educación, porque si ahorras en estos rubros, más adelante una emergencia, una enfermedad, te puede cobrar factura. El día de mañana podría ser un costoso error, lo mismo si haces una compra en temporada de vacas flacas. 

5. Debes conocer tus derechos como consumidor

  • Derecho a elegir: Nadie te puede presionar o condicionar la compra de algo.
  • Derecho a no ser discriminados: Por ninguna razón. 
  • Derecho a la compensación: Si un proveedor te vende un producto de mala calidad o que no cumple con las normas, tienes derecho a que se te reponga o a que te devuelvan tu dinero y, en su caso, a una bonificación no menor a 20% del precio pagado. 
  • Derecho a exigir el cumplimiento de la publicidad: Lo que dice la publicidad es exigible como parte de un contrato, es decir, la publicidad debe ser veraz, comprobable y no inducir a engaño.

6. Todos los precios ya deben incluir los impuestos 

Los productos y servicios que se venden en cualquier establecimiento deben mostrar el precio con los impuestos ya incluidos. No te dejes sorprender y reclama si intentan cobrarte de más. 

7. Todos los comercios deben informar las formas de pago disponibles 

Todos los establecimientos tienen libertad para elegir los medios de pago que aceptarán, y deben informar claramente si solo aceptan efectivo, o si se podrá pagar con tarjeta o cheques. 

Revisa si el comercio al que asistes acepta pagos como CoDi o SPEI

8. ¡No los tires! Guarda tus comprobantes de pago

Un ticket es la mejor garantía que tiene un consumidor si llegara a necesitar hacer un cambio o un reclamo. En él debe constar el nombre del establecimiento, la fecha y el importe del producto o servicio adquirido. Es importante exigirlo al abonar una compra y comprobar que incluye información sobre la política de cambios y/o devoluciones del establecimiento.

9. Una compra grande 1 vez cada 15 días en el supermercado 

Si somos capaces de acudir sólo una vez a la semana o cada 15 días al supermercado con una compra grande, en lugar de pequeñas compras con más frecuencia, ahorraremos dinero y tiempo, pues entre más vayamos tendremos más tentación de adquirir productos que no necesitamos realmente.  

10. Ir de compras acompañado a veces no es tan buena idea

Podría sucederte que compres cosas que no necesitas solamente porque tus amigos o familiares también las tienen. Si vas con niños, te pueden pedir cosas que de no ir con ellos tal vez no comprarías. 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *